El compromiso de Crittenden muere en el Senado

El compromiso de Crittenden muere en el Senado


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Compromiso de Crittenden, la última oportunidad para mantener unidos al Norte y al Sur, muere en el Senado de los Estados Unidos.

Propuesto por el senador John J. Crittenden de Kentucky, el compromiso fue una serie de enmiendas constitucionales. Las enmiendas continuarían con las antiguas disposiciones del Compromiso de Missouri de 1820, que dividían a Occidente a lo largo de la latitud de 36 30 ′. Al norte de esta línea, la esclavitud estaba prohibida. El Compromiso de Missouri fue negado por el Compromiso de 1850, que permitió un voto de los residentes territoriales (soberanía popular) para decidir el tema de la esclavitud. Otras enmiendas protegieron la esclavitud en el Distrito de Columbia, prohibieron la interferencia federal con el comercio interestatal de esclavos y compensaron a los propietarios cuyos trabajadores esclavizados escaparon a los estados libres.

Esencialmente, el Compromiso de Crittenden buscó aliviar todas las preocupaciones de los estados del sur. Cuatro estados ya habían abandonado la Unión cuando se propuso, pero Crittenden esperaba que el compromiso los atrajera de regreso. Crittenden pensó que podía reunir el apoyo tanto del Sur como del Norte y evitar una división de la nación o una guerra civil. El principal problema del plan era que exigía un compromiso total de los republicanos sin prácticamente concesiones por parte del Sur. El Partido Republicano se formó en 1854 con el propósito principal de oponerse a la expansión de la esclavitud en los territorios occidentales, particularmente las áreas al norte de la línea del Compromiso de Missouri. Solo seis años después, el partido eligió a un presidente, Abraham Lincoln, frente a la oposición de los estados esclavistas. Crittenden estaba pidiendo a los republicanos que abandonaran sus problemas más importantes.

La votación fue 25 en contra del compromiso y 23 a favor. Los 25 votos en contra fueron emitidos por republicanos, y seis senadores de estados que estaban en proceso de secesión se abstuvieron. Un editorial republicano insistió en que "no se puede obligar al partido a ceder los frutos de su reciente victoria". No habría compromiso; Con la secesión de estados continuando, Estados Unidos marchó inexorablemente hacia la guerra civil.

LEER MÁS: Civil War: Causas, fechas clave y batallas


El compromiso de Crittenden muere en el Senado - HISTORIA

Compromiso Crittenden
ID de historial digital 3872

Autor: John Crittenden
Fecha: 1860

Anotación: El Compromiso de Crittenden, escrito por el senador de Kentucky John Crittenden, fue visto como un intento desesperado de resolver la crisis de la secesión de 1860-61 mediante la negociación política. El Compromiso abordó las preocupaciones que llevaron a los estados del Bajo Sur a contemplar la secesión.

El Compromiso contenía un preámbulo, seis (propuestas) enmiendas constitucionales y cuatro (propuestas) resoluciones del Congreso.


Documento: Una resolución conjunta (S. No. 50) que propone ciertas enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos.

Considerando que han surgido disensiones serias y alarmantes entre los estados del norte y del sur, sobre los derechos y la seguridad de los derechos de los Estados esclavistas, y especialmente sus derechos en el territorio común de los Estados Unidos y que es eminentemente deseable y adecuado que estas disensiones , que ahora amenazan la existencia misma de esta Unión, debe ser silenciada permanentemente y resuelta por disposiciones constitucionales, que harán igual justicia a todos los sectores y, por lo tanto, devolverán a todo el pueblo la paz y la buena voluntad que debe prevalecer entre todos los ciudadanos de los Estados Unidos: Por lo tanto,

Se resuelve por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido, (dos tercios de ambas Cámaras concurren,) Que los siguientes artículos sean, y por la presente, propuestos y presentados como enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, la cual será válida a todos los efectos, como parte de dicha Constitución, cuando sea ratificada por convenciones de las tres cuartas partes de los distintos Estados:

Artículo 1: En todo el territorio de los Estados Unidos ahora en posesión, o en lo sucesivo adquirido, situado al norte de 36 grados 30 minutos, la esclavitud o servidumbre involuntaria, excepto como castigo por un delito, está prohibida mientras dicho territorio permanezca bajo gobierno territorial. En todo el territorio al sur de dicha línea de latitud se reconoce como existente la esclavitud de la raza africana, y no será interferida por el Congreso, sino que será protegida como propiedad por todos los departamentos del gobierno territorial durante su permanencia. Y cuando cualquier territorio, al norte o al sur de dicha línea, dentro de los límites que el Congreso pueda prescribir, contendrá la población requerida para un miembro del Congreso de acuerdo con la proporción federal de representación del pueblo de los Estados Unidos en ese momento, deberá, si su forma de gobierno sea republicana, sea admitida en la Unión, en pie de igualdad con los Estados originarios, con o sin esclavitud, según lo disponga la constitución de ese nuevo Estado.

Artículo 2: El Congreso no tendrá potestad para abolir la esclavitud en los lugares de su exclusiva jurisdicción y situarse dentro de los límites de los Estados que permitan la tenencia de esclavos.

Artículo 3: El Congreso no tendrá poder para abolir la esclavitud dentro del Distrito de Columbia, mientras exista en los estados colindantes de Virginia y Maryland, o cualquiera de los dos, ni sin el consentimiento de los habitantes, ni sin una justa compensación primero hecha a tales propietarios de esclavos que no consientan en tal abolición. Tampoco el Congreso prohibirá en ningún momento a los funcionarios del Gobierno Federal, o miembros del Congreso, cuyos deberes requieran que se encuentren en dicho Distrito, traer consigo a sus esclavos y retenerlos como tales durante el tiempo que sus deberes requieran que permanezcan. allí, y luego sacándolos del Distrito.

Artículo 4: El Congreso no tendrá poder para prohibir u obstaculizar el transporte de esclavos de un Estado a otro, o a un Territorio, en el que por ley se permite tener esclavos, ya sea que el transporte sea por tierra, río navegable o por el mar.

Artículo 5: Que además de las disposiciones del tercer párrafo de la segunda sección del cuarto artículo de la Constitución de los Estados Unidos, el Congreso tendrá poder para disponer por ley, y será su deber disponer así, que el Estados Unidos pagará al propietario que lo solicite, el valor total de su esclavo fugitivo en todos los casos en que el mariscal u otro oficial cuyo deber era arrestar a dicho fugitivo no pudo hacerlo por violencia o intimidación, o cuando, luego de la detención, dicho fugitivo fue rescatado por la fuerza, impidiendo y entorpecido el propietario en el ejercicio de su recurso para la recuperación de su esclavo fugitivo en virtud de la citada cláusula de la Constitución y las leyes dictadas en cumplimiento de la misma. Y en todos esos casos, cuando los Estados Unidos paguen por dicho fugitivo, tendrán el derecho, en su propio nombre, de demandar al condado en el que se cometió dicha violencia, intimidación o rescate, y recuperarse de ello, con intereses y daños, la cantidad pagada por ellos por dicho esclavo fugitivo. Y dicho condado, después de haber pagado dicha cantidad a los Estados Unidos, podrá, por su indemnización, demandar y recuperar a los malhechores o rescatadores por quienes el propietario no pudo recuperar a su esclavo fugitivo, de la misma manera que el propio propietario podría haber demandado y recuperado.

Artículo 6: Ninguna futura reforma de la Constitución afectará a los cinco artículos anteriores ni al tercer párrafo del segundo inciso del primer artículo de la Constitución ni al tercer párrafo del segundo inciso del cuarto artículo de dicha Constitución y no se procederá a ninguna reforma. hecho a la Constitución que autorizará o dará al Congreso cualquier poder para abolir o interferir con la esclavitud en cualquiera de los Estados por cuyas leyes está, o puede estar, permitida o permitida.

Y mientras que, además de las causas de disensión recogidas en las enmiendas anteriores propuestas a la Constitución de los Estados Unidos, hay otras que son competencia del Congreso y pueden ser remediadas por su poder legislativo y que es el deseo de El Congreso, en la medida de sus facultades, para eliminar toda justa causa de descontento y agitación popular que ahora perturban la paz del país y amenazan la estabilidad de sus instituciones.

1. Resuelto por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América, en el Congreso reunido, Que las leyes ahora vigentes para la recuperación de esclavos fugitivos se rigen estrictamente por las disposiciones claras y obligatorias de la Constitución, y han sido sancionado como válido y constitucional por la sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos. que los Estados esclavistas tienen derecho a la fiel observancia y ejecución de esas leyes, y que no deben ser derogadas, o modificadas o cambiadas de tal modo que menoscaben su eficacia y que deben promulgarse leyes para castigar a quienes atenten contra la ley. rescate del esclavo, u otros medios ilegales, para entorpecer o vencer el debido cumplimiento de dichas leyes.

2. Que todas las leyes estatales que entren en conflicto con las leyes de esclavos prófugos del Congreso, o cualesquiera otras leyes constitucionales del Congreso, o que en su funcionamiento impidan, obstaculicen o retrasen el libre curso y la debida ejecución de cualquiera de dichos actos, son nula y sin valor por las disposiciones claras de la Constitución de los Estados Unidos, sin embargo, esas leyes estatales, nulas como son, han dado color a las prácticas y conducido a consecuencias que han obstruido la debida administración y ejecución de los actos del Congreso, y especialmente los actos para la entrega de esclavos fugitivos, y por lo tanto han contribuido mucho a la discordia y la conmoción que ahora prevalecen. El Congreso, por lo tanto, en la peligrosa coyuntura actual, no considera impropio, respetuosa y seriamente, recomendar la derogación de esas leyes a los diversos Estados que las han promulgado, o las correcciones legislativas o explicaciones de las mismas que puedan impedir su uso o aplicación. pervertido con propósitos tan traviesos.

3. Que la ley del 18 de septiembre de 1850, comúnmente llamada ley de esclavos fugitivos, debe modificarse de tal manera que la tarifa del comisionado, mencionada en la sección octava de la ley, sea igual en cantidad en los casos resueltos. por él, ya sea que su decisión sea a favor o en contra del demandante. Y para evitar malentendidos, la última cláusula del apartado quinto de dicha ley, que autoriza al titular de una orden de arresto o detención de esclavo prófugo, a convocar en su auxilio al posse comitatus, y que declara que es el deber. de todos los buenos ciudadanos para ayudarlo en su ejecución, debe modificarse de modo que se limite expresamente la autoridad y el deber a los casos en que haya resistencia o peligro de resistencia o rescate.

4. Que las leyes para la supresión de la trata de esclavos africanos, y especialmente aquellas que prohíben la importación de esclavos en los Estados Unidos, deben ser efectivas y deben ser ejecutadas a fondo y todas las promulgaciones adicionales necesarias para esos fines deben ser hecho con prontitud.


Contenido

El compromiso proponía seis enmiendas constitucionales y cuatro resoluciones del Congreso. Crittenden presentó el paquete el 18 de diciembre. [1] Se presentó el 31 de diciembre.

Garantizó la existencia permanente de la esclavitud en los estados esclavistas y abordó las demandas del Sur con respecto a los esclavos fugitivos y la esclavitud en el Distrito de Columbia. Proponía restablecer el Compromiso de Missouri (que había sido derogado funcionalmente en 1854 por la Ley de Kansas-Nebraska y anulado por completo en 1857 por la decisión de Dred Scott) y extender la línea de compromiso hacia el oeste, con la esclavitud prohibida al norte de el paralelo 36 ° 30 ′ y garantizado al sur del mismo. El compromiso incluía una cláusula de que no se podía derogar ni modificar.

El compromiso fue popular entre los miembros sureños del Senado, pero en general fue inaceptable para los republicanos, que se opusieron a la expansión de la esclavitud más allá de los estados donde ya existía en los territorios. La oposición del líder de su partido, el presidente electo Abraham Lincoln, fue crucial. [2] [3] Los republicanos dijeron que el compromiso "equivaldría a un pacto de guerra perpetuo contra cada pueblo, tribu y estado que posea un pie de tierra entre aquí y Tierra del Fuego". [4] Los únicos territorios al sur de la línea eran partes del Territorio de Nuevo México y el Territorio Indio. Hubo un acuerdo considerable en ambos lados de que la esclavitud nunca florecería en Nuevo México. El Sur rechazó la propuesta de los republicanos de la Cámara, aprobada por el comité el 29 de diciembre, de admitir a Nuevo México como estado de inmediato. [5] Sin embargo, no todos los oponentes del Compromiso de Crittenden también se opusieron a una mayor expansión territorial de los Estados Unidos. Los New York Times se refirió a "todo el crecimiento futuro de la República" y "todo el Territorio que pueda pertenecer a los Estados Unidos — todo México y Centroamérica". [6]

Enmiendas a la Constitución Editar

  1. La esclavitud estaría prohibida en cualquier territorio de los Estados Unidos "ahora retenido o adquirido en el futuro", al norte de la latitud 36 grados, línea de 30 minutos. En los territorios al sur de esta línea, la esclavitud de la raza africana fue "reconocida por la presente" y el Congreso no pudo interferir con ella. Además, la propiedad de los esclavos africanos debía ser "protegida por todos los departamentos del gobierno territorial durante su permanencia". Los Estados serían admitidos en la Unión desde cualquier territorio con o sin esclavitud, según lo dispuesto en sus constituciones.
  2. El Congreso tenía prohibido abolir la esclavitud en lugares bajo su jurisdicción, como un puesto militar, dentro de un estado esclavista.
  3. El Congreso no pudo abolir la esclavitud en el Distrito de Columbia mientras existiera en los estados contiguos de Virginia y Maryland y sin el consentimiento de los habitantes del Distrito. Se otorgaría una compensación a los propietarios que se negaran a dar su consentimiento para la abolición.
  4. El Congreso no podía prohibir ni interferir con el comercio interestatal de esclavos.
  5. El Congreso proporcionaría una compensación total a los propietarios de esclavos fugitivos rescatados. El Congreso estaba facultado para demandar al condado en el que se produjo la obstrucción a las leyes de esclavos fugitivos para recuperar el pago. El condado, a su vez, podría demandar a "los malhechores o rescatadores" que impidieron el regreso del fugitivo.
  6. Ninguna enmienda futura de la Constitución podría cambiar estas enmiendas o autorizar o facultar al Congreso para interferir con la esclavitud dentro de cualquier estado esclavista. [7]

Resoluciones del Congreso Editar

  1. Que las leyes de esclavos fugitivos eran constitucionales y debían ser fielmente observadas y ejecutadas.
  2. Que todas las leyes estatales que impedían el funcionamiento de las leyes de esclavos fugitivos, las llamadas "leyes de libertad personal", eran inconstitucionales y debían derogarse.
  3. Que la Ley de esclavos fugitivos de 1850 debería enmendarse (y volverse menos objetable para el norte) igualando el programa de tarifas para devolver o liberar a presuntos fugitivos y limitando los poderes de los alguaciles para convocar a ciudadanos para ayudar en su captura.
  4. Que las leyes para la represión de la trata de esclavos africanos deben ejecutarse de manera eficaz y completa. [7]

El presidente electo Abraham Lincoln se opuso vehementemente al compromiso de Crittenden con el argumento de que se oponía a cualquier política que permitiera la expansión continua de la esclavitud. [8] Tanto la Cámara de Representantes como el Senado rechazaron la propuesta de Crittenden. Fue parte de una serie de esfuerzos desesperados para brindar a los estados del sur suficientes garantías para prevenir su secesión durante la sesión final del Congreso antes de que la administración de Lincoln asumiera el cargo.

Las propuestas de Crittenden también se discutieron en la Conferencia de Paz de 1861, una reunión de más de 100 de los principales políticos de la nación, celebrada del 8 al 27 de febrero de 1861 en Washington, DC La conferencia, dirigida por el ex presidente John Tyler, fue la última esfuerzo formal de los estados para evitar el inicio de la guerra. Allí también, las propuestas de Compromiso fracasaron, ya que la disposición que garantizaba la propiedad de esclavos en todos los territorios occidentales y las adquisiciones futuras nuevamente resultó desagradable.

Un editorial de febrero de 1861 en el Mensajero de Charleston (Charleston, Missouri) resumió el estado de ánimo prevaleciente en los condados fronterizos inclinados al sur cuando las propuestas de Crittenden fracasaron: "Los hombres en Washington piensan que no hay posibilidad de paz y, de hecho, podemos ver muy poco, todo parece sombrío. Las resoluciones de Crittenden han sido rechazadas una y otra vez. ¿Hay alguna otra propuesta que gane, que el Sur pueda aceptar? Si no, viene la guerra, y ¡ay de las esposas e hijas de nuestra tierra, la belleza no será más que un incentivo para el crimen! y saquear, pero pagar por las redadas de John Brown. Dejemos que nuestros ciudadanos estén preparados para lo peor, puede llegar ". [9] Esta declaración del editor George Whitcomb se produjo en respuesta a una ardiente "carta al editor" criticando la "desunión", del representante estadounidense John William Noell, cuyo distrito incluía Charleston.

La novela Aerolíneas subterráneas (2016) de Ben Winters se desarrolla en una historia alternativa en la que se aceptó el Compromiso de Crittenden tras el asesinato del presidente electo Abraham Lincoln. [10] En el siglo XXI, la esclavitud se había mantenido en los estados de Carolina, Alabama, Mississippi y Luisiana, los "Cuatro Duros".


Compromiso Crittenden

Considerando que, han surgido disensiones serias y alarmantes entre los Estados del Norte y del Sur, sobre los derechos y la seguridad de los derechos de los Estados esclavistas, y especialmente sus derechos en el territorio común de los Estados Unidos y que es eminentemente deseable y adecuado que estos Las disensiones, que ahora amenazan la existencia misma de esta Unión, deben ser silenciadas permanentemente y resueltas por disposiciones constitucionales que hagan justicia por igual a todos los sectores y, por lo tanto, devuelvan al pueblo la paz y la buena voluntad que deben prevalecer entre todos los ciudadanos. de los Estados Unidos: Por lo tanto,

Se resuelve por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido (dos tercios de ambas Cámaras concurren), Que los siguientes artículos sean, y por la presente, propuestos y presentados como enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, la cual será válida a todos los efectos, como parte de dicha Constitución, cuando sea ratificada por convenciones de las tres cuartas partes de los distintos Estados:

En todo el territorio de los Estados Unidos actualmente en posesión, o adquirido en el futuro, situado al norte de la latitud 36 ° 30 ', la esclavitud o servidumbre involuntaria, excepto como castigo por un delito, está prohibida mientras dicho territorio permanezca bajo el gobierno territorial.En todo el territorio al sur de dicha línea de latitud se reconoce como existente la esclavitud de la raza africana, y no será interferida por el Congreso, sino que será protegida como propiedad por todos los departamentos del gobierno territorial durante su permanencia. Y cuando cualquier Territorio, al norte o al sur de dicha línea, dentro de los límites que el Congreso pueda prescribir, contendrá la población requerida para un miembro del Congreso de acuerdo con la proporción federal de representación del pueblo de los Estados Unidos en ese momento, deberá, si su forma de gobierno sea republicana, sea admitida en la Unión, en pie de igualdad con los Estados originarios, con o sin esclavitud, según disponga la constitución de ese nuevo Estado.

El Congreso no tendrá potestad para abolir la esclavitud en los lugares bajo su jurisdicción exclusiva y situarse dentro de los límites de los Estados que permitan la tenencia de esclavos.

El Congreso no tendrá poder para abolir la esclavitud dentro del Distrito de Columbia, siempre que exista en los estados contiguos de Virginia y Maryland, o cualquiera de los dos, ni sin el consentimiento de los habitantes, ni sin una compensación justa primero hecha a los dueños de esclavos. como no consienten a tal abolición. Tampoco el Congreso prohibirá en ningún momento a los funcionarios del Gobierno Federal, o miembros del Congreso, cuyos deberes requieran que se encuentren en dicho Distrito, traer consigo a sus esclavos y retenerlos como tales, durante el tiempo que sus deberes lo requieran. permanecer allí, y luego sacarlos del Distrito.

El Congreso no tendrá poder para prohibir u obstaculizar el transporte de esclavos de un Estado a otro, o a un Territorio en el que la ley permita la tenencia de esclavos, ya sea por tierra, ríos navegables o por mar.

Que además de las disposiciones del tercer párrafo de la segunda sección del cuarto artículo de la Constitución de los Estados Unidos, el Congreso tendrá poder para disponer por ley, y será su deber disponer así, que los Estados Unidos pagar al propietario que lo solicite, el valor íntegro de su esclavo fugitivo en todos los casos en que el mariscal u otro oficial cuyo deber era arrestar a dicho fugitivo no pudo hacerlo por violencia o intimidación, o cuando, después de la detención, dicho fugitivo fue rescatado por la fuerza, impidiendo así el propietario y obstaculizado el trámite de su recurso para la recuperación de su esclavo fugitivo en virtud de la citada cláusula de la Constitución y las leyes dictadas en cumplimiento de la misma. Y en todos esos casos, cuando los Estados Unidos paguen por dicho fugitivo, tendrán el derecho, en su propio nombre, de demandar al condado en el que se cometió dicha violencia, intimidación o rescate, y recuperarse de ello, con intereses y daños, la cantidad pagada por ellos por dicho esclavo fugitivo. Y dicho condado, después de haber pagado dicha cantidad a los Estados Unidos, podrá, por su indemnización, demandar y recuperar a los malhechores o rescatadores por quienes el dueño no pudo recuperar a su esclavo fugitivo, de la misma manera que el dueño mismo. podría haber demandado y recuperado.

Ninguna futura reforma de la Constitución afectará a los cinco artículos precedentes ni al tercer párrafo del segundo inciso del primer artículo de la Constitución, ni al tercer inciso del segundo inciso del cuarto artículo de dicha Constitución y no se efectuará enmienda alguna a la Constitución que autorizará o dará al Congreso cualquier poder para abolir o interferir con la esclavitud en cualquiera de los Estados por cuyas leyes está, o puede ser permitido o permitido.

Y mientras que, además de estas causas de disensión recogidas en las enmiendas anteriores propuestas a la Constitución de los Estados Unidos, hay otras que entran dentro de la jurisdicción del Congreso, en la medida en que se extienda su poder, para remover toda causa justa para la descontento y agitación popular que ahora perturban la paz del país y amenazan la estabilidad de sus instituciones:

1. Resuelto por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en Congreso reunido Que las leyes ahora vigentes para la recuperación de esclavos fugitivos se rigen estrictamente por las disposiciones claras y obligatorias de la Constitución, y han sido sancionadas como válidas y constitucionales según la sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que los Estados esclavistas tienen derecho a la fiel observancia y ejecución de esas leyes, y que no deben ser derogadas, modificadas o cambiadas de modo que menoscaben su eficacia. y que se deberían dictar leyes para castigar a quienes, mediante el rescate del esclavo u otros medios ilegales, intenten obstaculizar o derrotar la ejecución de dichas leyes,

2. Que todas las leyes estatales que entren en conflicto con las leyes de esclavos prófugos del Congreso, o cualesquiera otras leyes constitucionales del Congreso, o que, en su funcionamiento, impidan, obstaculicen o retrasen el libre curso y la debida ejecución de cualquiera de dichos actos, son nula y sin valor por las disposiciones claras de la Constitución de los Estados Unidos, sin embargo, esas leyes estatales, nulas como son, han dado color a la práctica y han tenido consecuencias que han obstruido la debida administración y ejecución de los actos del Congreso, y especialmente la actúa para la entrega de esclavos fugitivos y, por lo tanto, han contribuido mucho a la discordia y la conmoción que ahora prevalecen. El Congreso, por lo tanto, en la peligrosa coyuntura actual, no considera impropio con respeto y seriedad recomendar la derogación de esas leyes a los diversos Estados que las han promulgado, o las correcciones legislativas o explicaciones de las mismas que puedan impedir su uso o perversión. con propósitos tan traviesos.

3. Que la ley del 18 de septiembre de 1850, comúnmente llamada ley de esclavos fugitivos, debe ser enmendada de tal manera que la tarifa del comisionado, mencionada en la sección octava de la ley, sea igual en los casos que se resuelvan. por reclamante. Y para evitar malentendidos, la última cláusula del apartado quinto de dicho acto que autoriza al titular de una orden de arresto o detención de esclavo prófugo, a convocar en su auxilio al posse comitatus, y que lo declara deber de Todos los buenos ciudadanos que ayuden a una gallina en su ejecución, deben enmendarse de tal manera que se limite expresamente la autoridad y el deber a los casos en que haya resistencia o peligro de resistencia o rescate.

4, Que las leyes para la supresión de la trata de esclavos africanos y especialmente aquellas que prohíben la importación de esclavos en los Estados Unidos, deben hacerse efectivas y deben ser ejecutadas a fondo y todas las promulgaciones adicionales necesarias para esos fines deben ser hecho con prontitud.


Contenido

En 1856, durante la crisis de "Kansas sangrante", Sumner denunció la Ley Kansas-Nebraska en su discurso "Crimen contra Kansas", pronunciado el 19 y el 20 de mayo. El largo discurso defendía la admisión inmediata de Kansas como estado libre y pasó a denunciar el "Poder Esclavo", el brazo político de los propietarios de esclavos:

Esta tragedia poco común no tuvo su origen en ningún deseo común de poder. Es la violación de un Territorio virgen, que lo obliga al odioso abrazo de la esclavitud y puede atribuirse claramente a un deseo depravado de un nuevo Estado esclavista, espantoso vástago de tal crimen, con la esperanza de aumentar el poder de la esclavitud. en el Gobierno Nacional. [2]

Sumner luego atacó a los autores de la Ley, los senadores Stephen A. Douglas de Illinois y Andrew Butler de Carolina del Sur, diciendo:

El senador de Carolina del Sur ha leído muchos libros de caballería y se cree un caballero caballeroso con sentimientos de honor y coraje. Por supuesto que ha elegido una amante a la que ha hecho sus votos, y que, aunque fea para los demás, siempre es encantadora con él aunque contaminada a los ojos del mundo, es casta a sus ojos: me refiero a la ramera, la esclavitud. Para ella, su lengua es siempre profusa en palabras. Que sea acusada en su carácter, o que se haga cualquier proposición para excluirla de la extensión de su desenfreno, y ninguna extravagancia de modales o dureza de afirmación es entonces demasiado grande para este senador. El frenesí de Don Quijote, a favor de su moza, Dulcinea del Toboso, está todo superado.

Sumner aludía a que Butler era Don Quijote y que la esclavitud era su Dulcinea. [3] Además, Sumner se burló de la capacidad de hablar de Butler, que había sido obstaculizada por un derrame cerebral reciente:

[Él] no toca nada que no desfigure con el error, a veces de principio, a veces de hecho. No puede abrir la boca, pero ahí fuera hay un error. [4]

Según Manisha Sinha, historiadora de la Universidad de Massachusetts Amherst, Sumner había sido ridiculizado e insultado tanto por Douglas como por Butler por su oposición a la Ley de esclavos fugitivos y la Ley de Kansas-Nebraska, con Butler burlándose de la raza de Sumner haciendo sexo alusiones a las mujeres negras, como muchos esclavistas que acusaron a los abolicionistas de promover el matrimonio interracial. [5]

Las acusaciones con cargos sexuales también formaban parte del léxico abolicionista. Williamjames Hoffer afirma que "También es importante señalar las imágenes sexuales que se repitieron a lo largo de la oración [de Sumner], que no fueron ni accidentales ni sin precedentes. Los abolicionistas acusaron rutinariamente a los dueños de esclavos de mantener la esclavitud para poder tener relaciones sexuales forzosas con sus esclavos. " [6] Douglas dijo durante el discurso que "este maldito tonto va a dejar que lo mate otro maldito tonto". [7]

El representante Preston Brooks, primo hermano de Butler una vez retirado, [8] [9] se enfureció. Más tarde dijo que tenía la intención de desafiar a Sumner a un duelo, y consultó con su compañero Representante de Carolina del Sur Laurence M. Keitt sobre la etiqueta de duelo. Keitt le dijo que los duelos eran para caballeros de igual posición social, y que Sumner no era mejor que un borracho, debido al lenguaje supuestamente grosero que había usado durante su discurso. Brooks dijo que llegó a la conclusión de que, dado que Sumner no era un caballero, no merecía un trato honorable para Keitt y Brooks, era más apropiado humillar a Sumner golpeándolo con un bastón en un lugar público. [10]

Dos días después, en la tarde del 22 de mayo, Brooks ingresó a la cámara del Senado con Keitt y otro aliado, el congresista Henry A. Edmundson. Esperaron a que se despejaran las galerías, especialmente preocupados porque no hubiera mujeres presentes para presenciar lo que Brooks pretendía hacer. [11] Se enfrentó a Sumner mientras se sentaba a escribir en su escritorio en la cámara del Senado casi vacía. —Señor Sumner, he leído su discurso dos veces con atención. Es una difamación sobre Carolina del Sur y el señor Butler, que es pariente mío —anunció Brooks tranquilamente en voz baja. Cuando Sumner comenzó a ponerse de pie, Brooks golpeó severamente a Sumner en la cabeza antes de que pudiera alcanzar sus pies, usando un bastón de gutapercha grueso con una cabeza de oro. La fuerza de los golpes sorprendió tanto a Sumner que perdió la vista de inmediato. “Ya no vi a mi agresor, ni a ninguna otra persona u objeto en la habitación. Lo que hice después lo hice casi inconscientemente, actuando bajo el instinto de autodefensa”, recordó más tarde. [12]

Sumner fue derribado y atrapado debajo del pesado escritorio, que estaba atornillado al suelo. Su silla, que estaba cerca de su escritorio, se movía hacia adelante y hacia atrás en una pista que Sumner no pudo o no pensó en deslizar su silla hacia atrás para escapar, por lo que lo inmovilizó debajo de su escritorio. Brooks siguió golpeando a Sumner hasta que Sumner se puso de pie y arrancó el escritorio del suelo en un esfuerzo por alejarse de Brooks. [13] Para entonces, Sumner estaba cegado por su propia sangre. Se tambaleó por el pasillo y, con los brazos extendidos, intentó en vano defenderse. Pero luego fue un objetivo aún más grande y más fácil para Brooks, quien continuó golpeándolo en la cabeza, la cara y los hombros "en toda la extensión de [mi] poder". Brooks no se detuvo cuando su bastón se partió, siguió golpeando a Sumner con la pieza que sostenía la cabeza de oro. Sumner tropezó y se tambaleó convulsivamente, "¡Oh, Dios!", Jadeó "¡Oh! ¡Oh!" Cerca del final del ataque, Sumner colapsó inconsciente, aunque poco antes de sucumbir "bramó como un ternero" según Brooks. Brooks agarró al Sumner que caía, lo sostuvo por la solapa con una mano y continuó azotándolo con el bastón en la otra. [14] [15] Varios otros senadores y representantes intentaron ayudar a Sumner, pero fueron bloqueados por Edmundson, quien gritó a los espectadores que dejaran a Brooks y Sumner solos, [16] y Keitt, quien blandió su propio bastón y una pistola, y gritó: "¡Déjalos estar!" y "¡Déjalos en paz, que Dios te maldiga, déjalos en paz!" [17] [18] [19]

El senador John J. Crittenden intentó intervenir y le suplicó a Brooks que no matara a Sumner. El senador Robert Toombs luego intercedió por Crittenden, diciéndole a Keitt que no atacara a alguien que no fuera parte de la disputa, aunque Toombs también indicó más tarde que no tenía ningún problema con que Brooks golpeara a Sumner, y de hecho lo aprobó. [20]

Los representantes Ambrose S. Murray y Edwin B. Morgan finalmente pudieron intervenir y contener a Brooks, momento en el que salió silenciosamente de la cámara. [21] Murray obtuvo la ayuda de un paje del Senado y del Sargento de Armas, Dunning R. McNair. [22] Cuando Sumner recuperó el conocimiento, pudieron ayudarlo a caminar hasta un guardarropa. [23] Sumner recibió primeros auxilios y atención médica, incluidos varios puntos de sutura. [24] Con la ayuda de Nathaniel P. Banks, el presidente de la Cámara, y el senador Henry Wilson, Sumner pudo viajar en carruaje a su alojamiento, donde recibió tratamiento médico adicional. [25] Brooks también requirió atención médica antes de salir del Capitolio porque se había golpeado por encima del ojo derecho con uno de sus golpes hacia atrás. [26]

El bastón que usó Brooks se rompió en varios pedazos, que dejó en el suelo empapado de sangre de la cámara del Senado. Algunos, incluida la cabeza de oro del bastón, fueron recuperados por Edmundson, quien entregó la porción con la cabeza a Adam John Glossbrenner, el Sargento de Armas de la Casa. [27] [28] Esta parte del bastón finalmente terminó en el Old State House Museum en Boston, se trabajó para suavizar los bordes y el acabado, y luego se exhibió. [29] Los legisladores del sur hicieron anillos con las otras piezas que Edmundson recuperó del piso del Senado, que usaron en cadenas para el cuello para mostrar su solidaridad con Brooks, quien se jactó de que "[las piezas de mi bastón] son ​​suplicadas como reliquias sagradas". [30]

El episodio reveló la polarización en Estados Unidos, que ahora había llegado al piso del Senado. Sumner se convirtió en mártir en el norte y Brooks en héroe en el sur. Los norteños estaban indignados. los Gaceta de Cincinnati Dijo: "El Sur no puede tolerar la libertad de expresión en ninguna parte, y la reprimiría en Washington con la porra y el cuchillo, como ahora están tratando de reprimirla en Kansas mediante masacre, rapiña y asesinato". [31] William Cullen Bryant del New York Evening Post, preguntó: "¿Ha llegado a esto, que debemos hablar con la respiración contenida en presencia de nuestros amos sureños? ¿Seremos castigados como ellos castigan a sus esclavos? ¿Somos nosotros también, esclavos, esclavos de por vida, un objetivo para sus brutales golpes, cuando no nos comportamos para complacerlos? " [32] Miles de personas asistieron a mítines en apoyo de Sumner en Boston, Albany, Cleveland, Detroit, New Haven, Nueva York y Providence. Se distribuyeron más de un millón de copias del discurso de Sumner. Dos semanas después de la paliza, Ralph Waldo Emerson describió la división que representó el incidente: "No veo cómo una comunidad bárbara y una comunidad civilizada pueden constituir un estado. Creo que debemos deshacernos de la esclavitud, o debemos deshacernos de la libertad . " [33]

Por el contrario, Brooks fue elogiado por los periódicos del sur. los Richmond Enquirer editorializó que Sumner debería ser azotado "todas las mañanas", alabando el ataque como "bueno en la concepción, mejor en la ejecución y lo mejor de todo en las consecuencias" y denunció a "estos vulgares abolicionistas en el Senado" que "se han visto obligados a correr demasiado tiempo sin collares. Deben sujetarse a la sumisión ". Los sureños enviaron a Brooks cientos de bastones nuevos para respaldar su asalto. Uno estaba escrito "Golpéalo de nuevo". [34]

El representante de Massachusetts, Anson Burlingame, humilló públicamente a Brooks incitándolo a desafiar a Burlingame a un duelo, solo para establecer condiciones diseñadas para intimidar a Brooks para que retrocediera. (Como parte impugnada, Burlingame, que era un gran tirador, tenía la opción de armas y campo de duelo. Seleccionó rifles en el lado canadiense de las Cataratas del Niágara, donde las leyes estadounidenses contra los duelos no se aplicarían. Brooks retiró su desafío, alegando que no quería exponerse al riesgo de violencia al viajar por los estados del norte para llegar a las Cataratas del Niágara) [35].

Brooks también amenazó al senador Henry Wilson, colega de Sumner de Massachusetts. Wilson calificó la golpiza de Brooks como "brutal, asesina y cobarde", y en respuesta Brooks desafió a Wilson a un duelo. [36] Wilson se negó, diciendo que no podía participar legalmente o por convicción personal, y calificó el duelo como "la reliquia persistente de una civilización bárbara". [37] En referencia a un rumor de que Brooks podría atacarlo en el Senado, Wilson dijo a la prensa: "No he buscado controversia, y no busco ninguna, pero iré donde el deber lo requiera, sin influencia de amenazas de ningún tipo". [38] Wilson continuó desempeñando sus deberes en el Senado, y Brooks no cumplió su amenaza. [39]

El historiador William Gienapp ha llegado a la conclusión de que el "asalto de Brooks fue de importancia crítica para transformar al Partido Republicano en lucha en una fuerza política importante". [40]

Los sureños se burlaron de Sumner, alegando que estaba fingiendo sus heridas. [41] Argumentaron que el bastón que usó Brooks no era lo suficientemente pesado como para causar lesiones graves. [42] También afirmaron que Brooks no había golpeado a Sumner más de unas pocas veces, y no lo había golpeado lo suficientemente fuerte como para causar problemas de salud graves. [43] De hecho, Sumner sufrió un traumatismo craneoencefálico que le causó un dolor crónico y debilitante por el resto de su vida y síntomas consistentes con lo que ahora se llama lesión cerebral traumática y trastorno de estrés postraumático que pasó tres años convaleciendo antes de regresar a su escaño en el Senado. [44]

Brooks afirmó que no había tenido la intención de matar a Sumner, o de lo contrario habría usado un arma diferente. [45] En un discurso ante la Cámara defendiendo sus acciones, Brooks declaró que "no quiso faltarle el respeto al Senado de los Estados Unidos" ni a la Cámara con su ataque a Sumner. [46] Brooks fue arrestado por el asalto. [47] Fue juzgado en un tribunal del Distrito de Columbia, declarado culpable y multado con $ 300 ($ 8,640 en dólares de hoy), pero no recibió sentencia de prisión. [48] ​​Una moción para la expulsión de Brooks de la Cámara fracasó, pero renunció el 15 de julio para permitir que sus electores ratificaran o condenaran su conducta a través de una elección especial.[49] Aprobaron que Brooks fue rápidamente devuelto al cargo después de la votación del 1 de agosto, [50] y luego reelegido para un nuevo mandato en 1856, [51] pero murió de crup antes de que comenzara el nuevo mandato. [52]

Keitt fue censurado por la Cámara. [53] Renunció en protesta, pero sus electores ratificaron su conducta reelegiéndolo abrumadoramente a su escaño dentro de un mes. [54] En 1858, intentó estrangular al representante Galusha Grow de Pennsylvania (republicano) por llamarlo "conductor negro" durante una discusión en el piso de la Cámara. [55]

Un esfuerzo por censurar a Edmundson no logró obtener una mayoría de votos en la Cámara. [56]

En las elecciones de 1856, el nuevo Partido Republicano logró avances mediante el uso de los mensajes gemelos de "Kansas sangrante" y "Sumner sangrante", [57] porque ambos eventos sirvieron para pintar a los demócratas a favor de la esclavitud como extremistas. [58] Aunque los demócratas ganaron las elecciones presidenciales y aumentaron su mayoría en la Cámara de Representantes porque el Compromiso de las tres quintas partes les dio una ventaja a los demócratas, los republicanos lograron avances dramáticos en las elecciones para las legislaturas estatales, lo que les permitió obtener avances en los EE. UU. Elecciones al Senado, porque los senadores fueron elegidos por las legislaturas estatales. [59] La violencia en Kansas y la paliza de Sumner ayudaron a los republicanos a unirse y cohesionarse como partido, lo que preparó el escenario para su victoria en las elecciones presidenciales de 1860. [60]

Durante la sesión del Congreso de 1856, Brooks pronunció un discurso pidiendo la admisión de Kansas "incluso con una constitución que rechaza la esclavitud". Su tono conciliador impresionó a los norteños y decepcionó a los partidarios de la esclavitud. [61] [62]


La guerra civil: la historia del Senado

Mucho antes de que se dispararan los primeros disparos en Fort Sumter, el Senado de los Estados Unidos enfrentó los conflictos seccionales que finalmente llevaron a la Guerra Civil, elaborando compromisos legislativos que evitaron la guerra durante varias décadas. El Senado siguió influyendo en los acontecimientos nacionales durante la guerra y sus secuelas. Esta cronología destaca fechas y eventos notables relacionados con el Senado y la Guerra Civil.

29 de enero de 1850: El senador Henry Clay de Kentucky presentó el Compromiso de 1850, un conjunto de resoluciones destinadas a difundir la crisis seccional sobre la expansión de la esclavitud en territorios recién adquiridos después de la guerra entre México y Estados Unidos. El compromiso se aprobó en septiembre de 1850.

30 de mayo de 1854: La Ley Kansas-Nebraska se convirtió en ley. Diseñada por el senador Stephen Douglas de Illinois, la ley derogó los límites geográficos establecidos por el Compromiso de Missouri de 1820 al permitir que los colonos en los nuevos territorios de Kansas y Nebraska decidan a través de la "soberanía ldquopopular" si permitir o prohibir la esclavitud.

22 de mayo de 1856: Apenas unos días después de pronunciar su discurso incendiario sobre el crimen contra Kansas en oposición a la esclavitud en el territorio de Kansas, el senador Charles Sumner de Massachusetts fue atacado en la Cámara del Senado por el representante Preston Brooks de Carolina del Sur, quien golpeó severamente al senador con un bastón.

4 de enero de 1859: El Senado se trasladó a su nueva cámara en el Capitolio recientemente ampliado.

5 de diciembre de 1859: El Senado convocó al 36º Congreso.

14 de diciembre de 1859: El Senado inició una investigación sobre el ataque a Harper's Ferry.

6 de noviembre de 1860: Abraham Lincoln fue elegido presidente de los Estados Unidos.

10 de noviembre de 1860: James Chesnut de Carolina del Sur se convirtió en el primer senador sureño en retirarse del Senado.

11 de noviembre de 1860: James Hammond de Carolina del Sur se retiró del Senado.

18 de diciembre de 1860: El senador de Kentucky, John J. Crittenden, presentó una resolución de compromiso destinada a evitar la guerra. El & ldquoCrittenden Compromise, & rdquo que fue rechazado, propuso varias enmiendas constitucionales, incluida una que extendería al Océano Pacífico la línea establecida por el Compromiso de Missouri de 1820.

12 de enero de 1861: Albert Brown de Mississippi se retiró del Senado.

21 de enero de 1861: Jefferson Davis de Mississippi se retiró del Senado. "Los estados son soberanos", declaró, dando un último adiós a sus colegas. Otros cuatro sureños se retiraron del Senado ese día, seguidos por otros diez en los meses siguientes.

29 de enero de 1861: Kansas se convirtió en el estado número 34.

18 de febrero de 1861: El ex senador Jefferson Davis se convirtió en presidente de la Confederación.

2 de marzo de 1861: El Senado aprobó el proyecto de ley de tarifas de Morrill, aumentando significativamente las tarifas para fomentar el crecimiento industrial. La aprobación de esta legislación había sido detenida por los senadores del sur, ahora ausentes, que apoyaban los aranceles bajos.

4 de marzo de 1861: Abraham Lincoln prestó juramento a la sombra de la cúpula de hierro fundido sin terminar del Capitolio. "No debemos ser enemigos", suplicó a la gente de los siete estados del sur que se habían separado y formado la Confederación, "aunque la pasión puede haber tensado, no debe romper nuestros lazos de afecto".

14 de marzo de 1861: Después de un acalorado debate, el Senado aprobó una resolución declarando los escaños de seis de sus colegas difuntos "ldquovacant" y autorizando al secretario del Senado a eliminar sus nombres de la lista del Senado.

25 de marzo de 1861: El Senado, reunido en sesión especial, aprobó una resolución solicitando que el nuevo presidente, Abraham Lincoln, proporcione al Senado los despachos del Mayor Robert Anderson, quien estaba al mando de Fort Sumter, uno de los dos únicos fuertes que quedan en posesión de la Unión dentro del siete estados que componen la Confederación recién formada. Con los suministros en el fuerte disminuyendo rápidamente, Lincoln enfrentó la inminente decisión de reforzar Anderson o evacuar el fuerte.

12 de abril de 1861: Las fuerzas confederadas atacaron Fort Sumter, cerca de Charleston, Carolina del Sur. Tras la rendición del fuerte por parte de la Unión, el presidente Lincoln emitió una proclama convocando a las milicias estatales, por la suma de 75.000 soldados, y convocó al Congreso a regresar para una sesión extraordinaria el 4 de julio de 1861.

14 de abril de 1861: Apenas dos días después del ataque confederado a Fort Sumter, el senador de Illinois Stephen Douglas se reunió en privado durante dos horas con su rival político desde hace mucho tiempo y ahora presidente, Abraham Lincoln. Lincoln le mostró a Douglas un borrador de su proclamación convocando a las milicias estatales y convocando al Congreso a regresar para una sesión extraordinaria el 4 de julio. En un comunicado a la prensa después de la reunión, Douglas indicó que le había asegurado a Lincoln que él estaba preparado para sostener la Presidente en el ejercicio de todas sus funciones constitucionales para preservar la Unión, mantener el gobierno y defender la Capital Federal. & Rdquo

15 de abril de 1861: El 15 de abril de 1861, apenas tres días después del ataque a Fort Sumter, el presidente Abraham Lincoln emitió una proclama convocando a las milicias estatales, por la suma de 75.000 soldados, para reprimir la rebelión.

19 de abril de 1861: El Sexto Regimiento de Massachusetts llegó a Washington ensangrentado y exhausto después de encontrarse con turbas enfurecidas de simpatizantes del sur en Baltimore. Uniéndose a las tropas ya acuarteladas en el Capitolio, hicieron su campamento en la Cámara del Senado.

21 de abril de 1861: La construcción comenzó en varios hornos de ladrillos grandes en el sótano de la sección central del Capitolio. Utilizada para alimentar al creciente número de tropas en la ciudad, la panadería Capitol permaneció en funcionamiento hasta octubre de 1862.

15 de mayo de 1861: El Departamento de Guerra detuvo la construcción de la cúpula del Capitolio, pero los trabajadores continuaron construyendo por temor a que el hierro fundido se pudiera perder o dañar.

8 de junio de 1861: Tennessee se convirtió en el último estado en separarse de la Unión.

4 de julio de 1861: El 37º Congreso se reunió para una sesión extraordinaria de acuerdo con la proclamación del 15 de abril del presidente Lincoln & rsquos. El Senado se había reunido en sesión especial hasta el 28 de marzo y ahora regresaba nuevamente para hacer frente a la emergencia de la guerra.

11 de julio de 1861: Por 32 votos contra 10, el Senado expulsó a 10 miembros sureños ausentes.

21 de julio de 1861: Los miembros del Congreso se reunieron a unas 30 millas en las afueras de Washington, algunos con almuerzos de picnic, para presenciar la Batalla de Bull Run. En lo que se conoció como la "Batalla Picnic", los espectadores civiles que esperaban una victoria fácil de la Unión fueron barridos por las tropas de la Unión que huían del campo de batalla en retirada.

29 de julio de 1861: El Congreso aprobó un proyecto de ley para aumentar el tamaño del Ejército de los EE. UU.

5 de agosto de 1861: El Congreso aprobó un proyecto de ley para organizar el ejército.

6 de agosto de 1861: La primera Ley de Confiscación se convirtió en ley, permitiendo a las fuerzas de la Unión apoderarse de todas las propiedades, incluidas las personas esclavizadas y humilladas, para ayudar a la causa confederada. Finalizó la sesión extraordinaria del Congreso.

21 de octubre de 1861: El senador Edward D. Baker de Oregon murió en la Batalla de Ball & rsquos Bluff, el único senador de los Estados Unidos que murió en un enfrentamiento militar.

8 de noviembre de 1861: Los ex senadores James M. Mason de Virginia y John Slidell de Louisiana fueron capturados en ruta a Inglaterra en el barco de vapor británico. Trento, deteniendo su misión diplomática para la Confederación y provocando una controversia internacional.

2 de diciembre de 1861: El Senado convocó al 37º Congreso tras su breve sesión extraordinaria.

4 de diciembre de 1861: El Senado expulsó a John C. Breckinridge de Kentucky. Breckinridge se había convertido en general en el ejército confederado, a pesar de que Kentucky permanecía en la Unión.

10 de diciembre de 1861: El Comité Conjunto para la Conducta de la Guerra comenzó a investigar el esfuerzo bélico. Presidido por el senador Benjamin Wade de Ohio, este comité del Congreso se reunió 272 veces durante los próximos cuatro años.

5 de febrero de 1862: El Senado expulsó al senador de Indiana Jesse Bright por deslealtad, el último senador expulsado por apoyar a la Confederación.

18 de febrero de 1862: El Congreso Confederado se reunió en Richmond, Virginia. Entre los miembros del Senado Confederado recién formado se encontraban varios ex senadores estadounidenses.

22 de febrero de 1862: Una sesión conjunta del Congreso se reunió en la Cámara de la Cámara para conmemorar el 130 aniversario del nacimiento de George Washington & rsquos leyendo el Discurso de despedida de Washington & rsquos 1796. La lectura de este discurso se convirtió más tarde en una tradición anual del Senado.

16 de abril de 1862: La Ley de Emancipación Compensada del Distrito de Columbia se convirtió en ley. Originalmente patrocinada por el senador Henry Wilson de Massachusetts, la ley liberó a los esclavos en el Distrito de Columbia y compensó a los propietarios hasta $ 300 por cada persona libre.

15 de mayo de 1862: El Senado aprobó la Ley de Homestead. Firmada como ley por el presidente Lincoln el 20 de mayo, la ley tenía la intención de impulsar la migración occidental al ofrecer a los colonos la oportunidad de obtener la propiedad mediante el asentamiento y la agricultura de tierras federales.

6 de junio de 1862: El Senado aprobó la Ley de Ingresos de 1862, que se convirtió en ley el 1 de julio. El senador William Pitt Fessenden de Maine fue un arquitecto principal de la ley, que proporcionó al gobierno de los Estados Unidos ingresos para financiar el esfuerzo de guerra. La Ley de Ingresos de 1862 fue más efectiva que la ley original aprobada el año anterior. Creó una oficina del Comisionado de Rentas Internas y ajustó el impuesto sobre la renta para recaudar más dinero.

28 de junio de 1862: El Senado aprobó la segunda Ley de Confiscación, declarando libres a los esclavos de cualquier culpable de participar en la rebelión. El presidente firmó la ley el 17 de julio de 1862.

1 de julio de 1862: La Ley de Ferrocarriles del Pacífico se convirtió en ley después de que el Congreso acordara una ruta norte hacia el Pacífico, que preveía la construcción de la primera línea ferroviaria transcontinental de la nación y rsquos.

2 de julio de 1862: El presidente Lincoln firmó la Ley de concesión de tierras de Morrill, que apartó tierras federales para crear universidades que 'beneficien las artes agrícolas y mecánicas'.

20 de septiembre de 1862: Después de la Segunda Batalla de Bull Run, el Capitolio se utilizó brevemente como hospital para miles de soldados heridos.

Noviembre de 1862: Se celebraron elecciones para el Congreso en todo Estados Unidos.

1 de enero de 1863: Casi nueve meses después de que el Congreso aprobara la Ley de Emancipación Compensada del Distrito de Columbia, el presidente Lincoln emitió la Proclamación de Emancipación, declarando libres y todas las personas mantenidas como esclavas dentro de cualquier Estado, o parte designada del Estado, cuyo pueblo se rebelará contra los Estados Unidos. . & rdquo

25 de febrero de 1863: El Congreso estableció un sistema bancario nacional, creando un sistema de bancos nacionales y promoviendo el desarrollo de una moneda nacional uniforme.

3 de marzo de 1863: La Ley de Conscripción se convirtió en ley. Patrocinada por el presidente del Comité Senatorial de Asuntos Militares, el senador Henry Wilson de Massachusetts, la ley estableció el primer sistema de reclutamiento nacional.

20 de junio de 1863: Virginia Occidental fue admitida como estado. Cuando Virginia se separó en 1861, la mayoría de los delegados que representaban a los condados del noroeste del estado votaron en contra de la secesión. Al reunirse en Wheeling el mes siguiente, los delegados de estos condados votaron para permanecer leales a la Unión y formar un nuevo estado.

2 de diciembre de 1863: La Estatua de la Libertad de Thomas Crawford & rsquos se instaló sobre la cúpula del Capitolio de hierro fundido recién terminada, un evento simbólico que representa la perdurable nación en tiempos de guerra civil.

7 de diciembre de 1863: El Senado convocó al 38º Congreso.

25 de enero de 1864: El Senado adoptó una regla que exigía a los miembros que hicieran el llamado "Juramento de Prueba Ironclad", una promesa de lealtad futura, así como una afirmación de fidelidad pasada al país. El senador James A. Bayard de Delaware renunció en protesta cuatro días después.

8 de abril de 1864: El Senado aprobó la Decimotercera Enmienda por 38 votos contra 6.

2 de julio de 1864: El Congreso aprobó el proyecto de ley Wade-Davis, el Congreso y el plan de rsquos para la reconstrucción del Sur. Fue vetado de bolsillo por el presidente Lincoln dos días después.

31 de octubre de 1864: Nevada se convirtió en el estado número 36.

Noviembre de 1864: Se celebraron elecciones presidenciales y del Congreso en todo Estados Unidos.

31 de enero de 1865: La Cámara de Representantes aprobó la Decimotercera Enmienda por 119 votos contra 56.

3 de marzo de 1865: El Congreso estableció la Oficina de Freedmen & rsquos para proporcionar comida, refugio, ropa y tierra a los sureños desplazados, incluidos los afroamericanos recién liberados.

4 de marzo de 1865: La segunda toma de posesión del presidente Lincoln & rsquos tuvo lugar en el pórtico este del Capitolio. Debajo de la cúpula recién terminada, el presidente instó a sus compatriotas a avanzar, sin malicia hacia nadie. . . para vendar las heridas de la nación y rsquos. & rdquo

9 de abril de 1865: El general confederado Robert E. Lee se rindió en Appomattox Court House en Virginia.

14 de abril de 1865: El presidente Lincoln recibió un disparo mientras asistía a una obra de teatro en el Teatro Ford & rsquos en Washington, D.C. Murió la mañana del 15 de abril.

15 de abril de 1865: El vicepresidente Andrew Johnson prestó juramento como presidente de los Estados Unidos. Como senador de Tennessee, Johnson había sido el único senador del sur que permaneció leal a la Unión después de que su estado se separó.

19-21 de abril de 1865: En la Rotonda del Capitolio, el cuerpo del presidente Lincoln yacía en un catafalco construido apresuradamente debajo de la cúpula recién terminada.

22 de mayo de 1865: El Comité Conjunto sobre la Conducta de la Guerra emitió su informe final después de cuatro años de investigar varios problemas relacionados con la guerra, incluida la corrupción en los contratos de suministro militar, el maltrato de los prisioneros de la Unión por parte de las fuerzas confederadas, la masacre de los indios Cheyenne y la construcción de cañoneras. .

23-24 de mayo de 1865: Las celebraciones de Washington & rsquos que marcaron el final de la guerra culminaron con la gran revisión de los ejércitos de la Unión. "Hasta donde alcanzaba la vista, la avenida Pennsylvania parecía un río de vida", recordó el portero del Senado, Isaac Bassett, de la escena.

4 de diciembre de 1865: El Senado convocó al 39º Congreso.

6 de diciembre de 1865: La Decimotercera Enmienda fue ratificada por los estados, aboliendo la esclavitud dentro de los Estados Unidos o cualquier lugar sujeto a su jurisdicción.

13 de diciembre de 1865: El Congreso estableció el Comité Conjunto de Reconstrucción para investigar "las condiciones de los Estados que formaron los llamados Estados Confederados de América" ​​para determinar si "tienen derecho a estar representados en cualquiera de las Cámaras del Congreso".

6 de abril de 1866: El Senado anuló el veto del presidente Andrew Johnson a la Ley de Derechos Civiles, la primera ley federal que otorga ciudadanía e igualdad de derechos a todas las personas nacidas en los Estados Unidos "sin distinción de raza o color, o condición previa de esclavitud o servidumbre involuntaria". Introducida en el Senado por el presidente del Comité Judicial Lyman Trumbull el 5 de enero de 1866, la legislación fue aprobada por mayorías considerables tanto en el Senado como en la Cámara. La ley se convirtió en ley el 9 de abril de 1866, cuando la Cámara anuló el veto del presidente.

24 de julio de 1866: Después de la ratificación de la 14ª Enmienda a la Constitución, Tennessee se convirtió en el primer estado sureño readmitido para la representación en el Congreso.

2 de marzo de 1867: La Ley de Reconstrucción de 1867 se convirtió en ley después de que el Congreso anulara un veto presidencial. La ley dividió los estados ex Confederados, excepto Tennessee, en cinco distritos militares y describió los términos para la readmisión a la representación en el Congreso.

2 de diciembre de 1867: El Senado convocó al 40º Congreso.

5 de marzo de 1868: Comenzó el juicio político del presidente Andrew Johnson.

26 de mayo de 1868: El juicio político del presidente Andrew Johnson terminó con la absolución de Johnson.

22 de junio de 1868: Arkansas se convirtió en el primer estado readmitido para representación bajo los términos de la Ley de Reconstrucción de 1867.

9 de julio de 1868: La Decimocuarta Enmienda fue ratificada, otorgando la ciudadanía a todas las personas "nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos", incluidos los ex esclavos, y brindando a todos los ciudadanos "igual protección bajo las leyes", extendiendo las disposiciones de la Declaración de Derechos a los estados.

6 de diciembre de 1869: El Senado convocó al 41º Congreso.

3 de febrero de 1870: Se ratificó la Decimoquinta Enmienda a la Constitución, que prohíbe a los estados privar del derecho a voto a los votantes "por motivos de raza, color o condición previa de servidumbre".

25 de febrero de 1870: Hiram Revels de Mississippi asumió el cargo y se convirtió en el primer senador afroamericano.

4 de marzo de 1875: Blanche K. Bruce se convirtió en el segundo afroamericano en servir en el Senado y el primero en servir un término completo. Cuando terminó su mandato en 1881, pasarían otros 86 años antes de que otro afroamericano se convirtiera en senador.

  • Gente
    • Oficiales y personal de amplificador
    • Liderazgo del partido
    • Senadores
    • Biografías destacadas
    • Censura
    • Elecciones del Senado impugnadas
    • Declaraciones de guerra
    • Expulsión
    • Filibuster y amp Cloture
    • El proceso de destitución
    • Investigaciones
    • Nominaciones
    • Normas
    • Tratados
    • Votación
    • Orígenes y desarrollo de amplificadores
    • Cronología
    • División del partido
    • 1787-1800
    • 1801-1850
    • 1851-1877
    • 1878-1920
    • 1921-1940
    • 1941-1963
    • 1964-presente
    • Arte decorativa
    • Arte fino
    • Artefactos históricos
    • Imágenes históricas
    • Colecciones temáticas

    Oficina Histórica del Senado

    Información histórica proporcionada por la Oficina de Historia del Senado.

    Oficina Histórica del Senado

    Información proporcionada por la Oficina de Historia del Senado.

    Directorio biográfico

    El Directorio proporciona información sobre senadores anteriores y actuales.

    Bibliografía

    El Senado de los Estados Unidos: una bibliografía institucional incluye más de seiscientas citas de libros, artículos y documentos gubernamentales impresos desde 1789.


    El chico de la historia

    Considerando que, han surgido disensiones serias y alarmantes entre los Estados del Norte y del Sur, sobre los derechos y la seguridad de los derechos de los Estados esclavistas, y especialmente sus derechos en el territorio común de los Estados Unidos y que es eminentemente deseable y adecuado que estos Las disensiones, que ahora amenazan la existencia misma de esta Unión, deben ser silenciadas permanentemente y resueltas por disposiciones constitucionales que hagan justicia por igual a todos los sectores y, por lo tanto, devuelvan al pueblo la paz y la buena voluntad que deben prevalecer entre todos los ciudadanos. de los Estados Unidos: Por lo tanto,

    Se resuelve por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido (dos tercios de ambas Cámaras concurren), Que los siguientes artículos sean, y por la presente, propuestos y presentados como enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, la cual será válida a todos los efectos, como parte de dicha Constitución, cuando sea ratificada por convenciones de las tres cuartas partes de los distintos Estados:

    En todo el territorio de los Estados Unidos actualmente en posesión, o adquirido en el futuro, situado al norte de la latitud 36-30 ', la esclavitud o servidumbre involuntaria, excepto como castigo por un delito, está prohibida mientras dicho territorio permanezca bajo el gobierno territorial. En todo el territorio al sur de dicha línea de latitud se reconoce como existente la esclavitud de la raza africana, y no será interferida por el Congreso, sino que será protegida como propiedad por todos los departamentos del gobierno territorial durante su permanencia. Y cuando cualquier Territorio, al norte o al sur de dicha línea, dentro de los límites que el Congreso pueda prescribir, contendrá la población requerida para un miembro del Congreso de acuerdo con la proporción federal de representación del pueblo de los Estados Unidos en ese momento, deberá, si su forma de gobierno sea republicana, sea admitida en la Unión, en pie de igualdad con los Estados originarios, con o sin esclavitud, según disponga la constitución de ese nuevo Estado.

    El Congreso no tendrá potestad para abolir la esclavitud en los lugares bajo su jurisdicción exclusiva y situarse dentro de los límites de los Estados que permitan la tenencia de esclavos.

    El Congreso no tendrá poder para abolir la esclavitud dentro del Distrito de Columbia, siempre que exista en los estados contiguos de Virginia y Maryland, o cualquiera de los dos, ni sin el consentimiento de los habitantes, ni sin una compensación justa primero hecha a los dueños de esclavos. como no consienten a tal abolición. Tampoco el Congreso prohibirá en ningún momento a los funcionarios del Gobierno Federal, o miembros del Congreso, cuyos deberes requieran que se encuentren en dicho Distrito, traer consigo a sus esclavos y retenerlos como tales, durante el tiempo que sus deberes lo requieran. permanecer allí, y luego sacarlos del Distrito.

    El Congreso no tendrá poder para prohibir u obstaculizar el transporte de esclavos de un Estado a otro, o a un Territorio en el que la ley permita la tenencia de esclavos, ya sea por tierra, ríos navegables o por mar.

    Que además de las disposiciones del tercer párrafo de la segunda sección del cuarto artículo de la Constitución de los Estados Unidos, el Congreso tendrá poder para disponer por ley, y será su deber disponer así, que los Estados Unidos pagar al propietario que lo solicite, el valor íntegro de su esclavo fugitivo en todos los casos en que el mariscal u otro oficial cuyo deber era arrestar a dicho fugitivo no pudo hacerlo por violencia o intimidación, o cuando, después de la detención, dicho fugitivo fue rescatado por la fuerza, impidiendo así el propietario y obstaculizado el trámite de su recurso para la recuperación de su esclavo fugitivo en virtud de la citada cláusula de la Constitución y las leyes dictadas en cumplimiento de la misma. Y en todos esos casos, cuando los Estados Unidos paguen por dicho fugitivo, tendrán el derecho, en su propio nombre, de demandar al condado en el que se cometió dicha violencia, intimidación o rescate, y recuperarse de ello, con intereses y daños, la cantidad pagada por ellos por dicho esclavo fugitivo. Y dicho condado, después de haber pagado dicha cantidad a los Estados Unidos, podrá, por su indemnización, demandar y recuperar a los malhechores o rescatadores por quienes el dueño no pudo recuperar a su esclavo fugitivo, de la misma manera que el dueño mismo. podría haber demandado y recuperado.

    Ninguna futura reforma de la Constitución afectará a los cinco artículos precedentes ni al tercer párrafo del segundo inciso del primer artículo de la Constitución, ni al tercer inciso del segundo inciso del cuarto artículo de dicha Constitución y no se efectuará enmienda alguna a la Constitución que autorizará o dará al Congreso cualquier poder para abolir o interferir con la esclavitud en cualquiera de los Estados por cuyas leyes está, o puede ser permitido o permitido.

    Y mientras que, además de estas causas de disensión recogidas en las enmiendas anteriores propuestas a la Constitución de los Estados Unidos, hay otras que entran dentro de la jurisdicción del Congreso, en la medida en que se extienda su poder, para remover toda causa justa para la descontento y agitación popular que ahora perturban la paz del país y amenazan la estabilidad de sus instituciones:

    1. Resuelto por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en Congreso reunido Que las leyes ahora vigentes para la recuperación de esclavos fugitivos se rigen estrictamente por las disposiciones claras y obligatorias de la Constitución, y han sido sancionadas como válidas y constitucionales según la sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que los Estados esclavistas tienen derecho a la fiel observancia y ejecución de esas leyes, y que no deben ser derogadas, modificadas o cambiadas de modo que menoscaben su eficacia. y que se deberían dictar leyes para castigar a quienes, mediante el rescate del esclavo u otros medios ilegales, intenten obstaculizar o derrotar la ejecución de dichas leyes,

    2. Que todas las leyes estatales que entren en conflicto con las leyes de esclavos prófugos del Congreso, o cualesquiera otras leyes constitucionales del Congreso, o que, en su funcionamiento, impidan, obstaculicen o retrasen el libre curso y la debida ejecución de cualquiera de dichos actos, son nula y sin valor por las disposiciones claras de la Constitución de los Estados Unidos, sin embargo, esas leyes estatales, nulas como son, han dado color a la práctica y han tenido consecuencias que han obstruido la debida administración y ejecución de los actos del Congreso, y especialmente la actúa para la entrega de esclavos fugitivos y, por lo tanto, han contribuido mucho a la discordia y la conmoción que ahora prevalecen. El Congreso, por lo tanto, en la peligrosa coyuntura actual, no considera impropio con respeto y seriedad recomendar la derogación de esas leyes a los diversos Estados que las han promulgado, o las correcciones legislativas o explicaciones de las mismas que puedan impedir su uso o perversión. con propósitos tan traviesos.

    3. Que la ley del 18 de septiembre de 1850, comúnmente llamada ley de esclavos fugitivos, debe ser enmendada de tal manera que la tarifa del comisionado, mencionada en la sección octava de la ley, sea igual en los casos que se resuelvan. por reclamante. Y para evitar malentendidos, la última cláusula del apartado quinto de dicho acto que autoriza al titular de una orden de arresto o detención de esclavo prófugo, a convocar en su auxilio al posse comitatus, y que lo declara deber de Todos los buenos ciudadanos que ayuden a una gallina en su ejecución, deben enmendarse de tal manera que se limite expresamente la autoridad y el deber a los casos en que haya resistencia o peligro de resistencia o rescate.

    4, Que las leyes para la supresión de la trata de esclavos africanos y especialmente aquellas que prohíben la importación de esclavos en los Estados Unidos, deben hacerse efectivas y deben ser ejecutadas a fondo y todas las promulgaciones adicionales necesarias para esos fines deben ser hecho con prontitud.

    Cite esta fuente cuando sea apropiado:

    Lee, R. "Guerra civil: enmiendas propuestas en el Congreso por el senador John J. Crittenden (1860)"


    Enmiendas propuestas en el Congreso por el senador John J. Crittenden (1860)

    Considerando que, han surgido disensiones serias y alarmantes entre los Estados del Norte y del Sur, sobre los derechos y la seguridad de los derechos de los Estados esclavistas, y especialmente sus derechos en el territorio común de los Estados Unidos y que es eminentemente deseable y adecuado que estos Las disensiones, que ahora amenazan la existencia misma de esta Unión, deben ser silenciadas permanentemente y resueltas por disposiciones constitucionales que hagan justicia por igual a todos los sectores y, por lo tanto, devuelvan al pueblo la paz y la buena voluntad que deben prevalecer entre todos los ciudadanos. de los Estados Unidos: Por lo tanto,

    Se resuelve por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido (dos tercios de ambas Cámaras concurren), Que los siguientes artículos sean, y por la presente, propuestos y presentados como enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, la cual será válida a todos los efectos, como parte de dicha Constitución, cuando sea ratificada por convenciones de las tres cuartas partes de los distintos Estados:

    En todo el territorio de los Estados Unidos actualmente en posesión, o adquirido en el futuro, situado al norte de la latitud 36-30 ', la esclavitud o la servidumbre involuntaria, excepto como castigo por un delito, está prohibida mientras dicho territorio permanezca bajo el gobierno territorial. En todo el territorio al sur de dicha línea de latitud se reconoce como existente la esclavitud de la raza africana, y no será interferida por el Congreso, sino que será protegida como propiedad por todos los departamentos del gobierno territorial durante su permanencia. Y cuando cualquier Territorio, al norte o al sur de dicha línea, dentro de los límites que el Congreso pueda prescribir, contendrá la población requerida para un miembro del Congreso de acuerdo con la proporción federal de representación del pueblo de los Estados Unidos en ese momento, deberá, si su forma de gobierno sea republicana, sea admitida en la Unión, en pie de igualdad con los Estados originarios, con o sin esclavitud, según disponga la constitución de ese nuevo Estado.

    El Congreso no tendrá potestad para abolir la esclavitud en los lugares bajo su jurisdicción exclusiva y situarse dentro de los límites de los Estados que permitan la tenencia de esclavos.

    El Congreso no tendrá poder para abolir la esclavitud dentro del Distrito de Columbia, siempre que exista en los estados contiguos de Virginia y Maryland, o cualquiera de los dos, ni sin el consentimiento de los habitantes, ni sin una compensación justa primero hecha a los dueños de esclavos. como no consienten a tal abolición. Tampoco el Congreso prohibirá en ningún momento a los funcionarios del Gobierno Federal, o miembros del Congreso, cuyos deberes requieran que se encuentren en dicho Distrito, traer consigo a sus esclavos y retenerlos como tales, durante el tiempo que sus deberes lo requieran. permanecer allí, y luego sacarlos del Distrito.

    El Congreso no tendrá poder para prohibir u obstaculizar el transporte de esclavos de un Estado a otro, o a un Territorio en el que la ley permita la tenencia de esclavos, ya sea por tierra, ríos navegables o por mar.

    Que además de las disposiciones del tercer párrafo de la segunda sección del cuarto artículo de la Constitución de los Estados Unidos, el Congreso tendrá poder para disponer por ley, y será su deber disponer así, que los Estados Unidos pagar al propietario que lo solicite, el valor íntegro de su esclavo fugitivo en todos los casos en que el mariscal u otro oficial cuyo deber era arrestar a dicho fugitivo no pudo hacerlo por violencia o intimidación, o cuando, después de la detención, dicho fugitivo fue rescatado por la fuerza, impidiendo así el propietario y obstaculizado el trámite de su recurso para la recuperación de su esclavo fugitivo en virtud de la citada cláusula de la Constitución y las leyes dictadas en cumplimiento de la misma. Y en todos esos casos, cuando los Estados Unidos paguen por dicho fugitivo, tendrán el derecho, en su propio nombre, de demandar al condado en el que se cometió dicha violencia, intimidación o rescate, y recuperarse de ello, con intereses y daños, la cantidad pagada por ellos por dicho esclavo fugitivo. Y dicho condado, después de haber pagado dicha cantidad a los Estados Unidos, podrá, por su indemnización, demandar y recuperar a los malhechores o rescatadores por quienes el dueño no pudo recuperar a su esclavo fugitivo, de la misma manera que el dueño mismo. podría haber demandado y recuperado.

    Ninguna futura reforma de la Constitución afectará a los cinco artículos precedentes ni al tercer párrafo del segundo inciso del primer artículo de la Constitución, ni al tercer inciso del segundo inciso del cuarto artículo de dicha Constitución y no se efectuará enmienda alguna a la Constitución que autorizará o dará al Congreso cualquier poder para abolir o interferir con la esclavitud en cualquiera de los Estados por cuyas leyes está, o puede ser permitido o permitido.

    Y mientras que, además de estas causas de disensión recogidas en las enmiendas anteriores propuestas a la Constitución de los Estados Unidos, hay otras que entran dentro de la jurisdicción del Congreso, en la medida en que se extienda su poder, para remover toda causa justa para la descontento y agitación popular que ahora perturban la paz del país y amenazan la estabilidad de sus instituciones:

    1. Resuelto por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en Congreso reunido Que las leyes ahora vigentes para la recuperación de esclavos fugitivos se rigen estrictamente por las disposiciones claras y obligatorias de la Constitución, y han sido sancionadas como válidas y constitucionales según la sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que los Estados esclavistas tienen derecho a la fiel observancia y ejecución de esas leyes, y que no deben ser derogadas, modificadas o cambiadas de modo que menoscaben su eficacia. y que se deberían dictar leyes para castigar a quienes, mediante el rescate del esclavo u otros medios ilegales, intenten obstaculizar o derrotar la ejecución de dichas leyes,

    2. Que todas las leyes estatales que entren en conflicto con las leyes de esclavos prófugos del Congreso, o cualesquiera otras leyes constitucionales del Congreso, o que, en su funcionamiento, impidan, obstaculicen o retrasen el libre curso y la debida ejecución de cualquiera de dichos actos, son nula y sin valor por las disposiciones claras de la Constitución de los Estados Unidos, sin embargo, esas leyes estatales, nulas como son, han dado color a la práctica y han tenido consecuencias que han obstruido la debida administración y ejecución de los actos del Congreso, y especialmente la actúa para la entrega de esclavos fugitivos y, por lo tanto, han contribuido mucho a la discordia y la conmoción que ahora prevalecen. El Congreso, por lo tanto, en la peligrosa coyuntura actual, no considera impropio con respeto y seriedad recomendar la derogación de esas leyes a los diversos Estados que las han promulgado, o las correcciones legislativas o explicaciones de las mismas que puedan impedir su uso o perversión. con propósitos tan traviesos.

    3. Que la ley del 18 de septiembre de 1850, comúnmente llamada ley de esclavos fugitivos, debe ser enmendada de tal manera que la tarifa del comisionado, mencionada en la sección octava de la ley, sea igual en los casos que se resuelvan. por reclamante. Y para evitar malentendidos, la última cláusula del apartado quinto de dicho acto que autoriza al titular de una orden de arresto o detención de esclavo prófugo, a convocar en su auxilio al posse comitatus, y que lo declara deber de Todos los buenos ciudadanos que ayuden a una gallina en su ejecución, deben enmendarse de tal manera que se limite expresamente la autoridad y el deber a los casos en que haya resistencia o peligro de resistencia o rescate.

    4, Que las leyes para la supresión de la trata de esclavos africanos y especialmente aquellas que prohíben la importación de esclavos en los Estados Unidos, deben hacerse efectivas y deben ser ejecutadas a fondo y todas las promulgaciones adicionales necesarias para esos fines deben ser hecho con prontitud.

    Cite esta fuente cuando sea apropiado:

    Lee, R. "Guerra civil: enmiendas propuestas en el Congreso por el senador John J. Crittenden (1860)"


    Esfuerzos de compromiso de última hora

    A fines de mes, la mayoría de los esfuerzos de compromiso se habían agotado. El Senado había rechazado la propuesta de John J. Crittenden, mientras que la Cámara de Representantes había rechazado un plan similar al de Crittenden. Las propuestas presentadas por los delegados de la Conferencia Nacional de Paz aún estaban en consideración, pero nadie parecía entusiasmado con ellas. La llamada enmienda Corwin también estaba pendiente. Mientras tanto, los estados del sur profundo habían formado una nueva Confederación, y la mayoría de los norteños expresaron alivio por haberse ido o indignación por su desafío al gobierno federal.

    Uno de los principales puntos de discordia fue la insistencia de los sureños en que se les permitiera llevar a sus esclavos a los territorios occidentales de Estados Unidos. El presidente electo Abraham Lincoln se adhirió rígidamente a la plataforma del Partido Republicano que se comprometió a no interferir con la esclavitud donde ya existía, pero no permitiría que la esclavitud se expandiera más. El pequeño número de abolicionistas del norte, como el senador Charles Sumner de Massachusetts, pidió el fin inmediato de la esclavitud en todas partes.

    A principios de este mes, Sumner se reunió con el presidente James Buchanan para averiguar por qué Buchanan no había aceptado la oferta de Massachusetts de enviar tropas al sur para evitar la secesión. Cuando Buchanan le aseguró a Sumner que no se necesitaban tropas, Sumner preguntó: "¿Qué más puede hacer Massachusetts por el bien del país?" Buchanan respondió: "Adopte las propuestas de Crittenden". Sumner preguntó: "¿Es necesario?" Buchanan dijo: "Sí". Sumner respondió: "Massachusetts aún no se ha pronunciado directamente sobre estas proposiciones, pero ... tales son las convicciones inalterables de su pueblo, que verían a su Estado hundirse bajo el mar y convertirse en un banco de arena antes de adoptar esas proposiciones que reconocen la propiedad de los hombres".

    A finales de este mes, Sumner retrocedió un poco al ofrecer una concesión importante: "Aprovecho esta ocasión para declarar de la manera más explícita que no creo que el Congreso tenga derecho a interferir con la esclavitud en un Estado". Este principio era consistente tanto con la legislación histórica del Congreso como con la plataforma del Partido Republicano. Sin embargo, los sureños todavía se oponían a la oposición de los republicanos a expandir la esclavitud en los territorios.Y muchos creían que Sumner estaba siendo falso porque no declaró su apoyo a este principio hasta después de que casi todos los intentos de reconciliación habían fracasado. Otros pensaron que el aparente cambio de opinión de Sumner fue simplemente demasiado pequeño, demasiado tarde.

    El congresista demócrata Clement L. Vallandigham de Ohio argumentó que los agitadores contra la esclavitud fueron la causa de la crisis seccional. Propuso enmendar la Constitución para dividir a los EE. UU. En cuatro secciones, con cada sección con su propia legislatura además del Congreso de los EE. UU., Que representaría a las cuatro. La secesión solo se permitiría si las cuatro legislaturas la aprobaran, y cada sección tendría el poder de vetar la legislación en el Congreso de los Estados Unidos. Los presidentes y vicepresidentes se limitarían a un período de seis años a menos que dos tercios del Colegio Electoral aprueben lo contrario. Estas propuestas no llegaron a ninguna parte.

    El día 27, la Cámara de Representantes rechazó las medidas que pedían una convención constitucional para abordar las diferencias seccionales y adoptar el plan de compromiso de Crittenden. También se rechazó una propuesta del Comité de los Treinta y tres para admitir al Territorio de Nuevo México en la Unión como estado esclavista. Los republicanos se opusieron al proyecto de ley de Nuevo México por un margen de tres a uno, pero ayudó a mantener el Alto Sur en la Unión durante los últimos dos meses.

    La Cámara aprobó medidas para apaciguar al Sur, incluida la promesa de hacer cumplir fielmente la Ley de esclavos fugitivos y un llamado a los estados del norte para que deroguen las leyes de libertad personal. Ambos recibieron el apoyo del secretario de Estado designado William H. Seward y del presidente electo Abraham Lincoln. Pero las medidas no persuadieron a ningún estado confederado de regresar a la Unión. En un movimiento más siniestro, el Congreso también aprobó la solicitud del Departamento de Marina de siete vapores fuertemente armados para complementar la flota naval de los EE. UU.

    Luego, la Cámara consideró una enmienda constitucional propuesta:

    “Ninguna enmienda de esta Constitución, que tenga por objeto injerencia dentro de los Estados en las relaciones entre sus ciudadanos y los que se describen en la sección segunda del artículo primero de la Constitución como 'todas las demás personas', se originará en cualquier Estado que no reconocerá esa relación dentro de sus propios límites, o será válida sin el consentimiento de cada uno de los Estados que componen la Unión ”.

    El congresista Thomas Corwin de Ohio, con la esperanza de obtener más apoyo republicano, propuso reemplazar este texto con el de su "Enmienda Corwin", que decía:

    "No se hará ninguna enmienda a la Constitución que autorice o dé al Congreso el poder de abolir o interferir, dentro de cualquier Estado, con sus instituciones nacionales, incluidas las de las personas obligadas a trabajar o prestar servicios por las leyes del Estado".

    La Enmienda Corwin no logró obtener la mayoría necesaria de dos tercios en dos votos (121 a favor contra 68 en contra, luego 123 a favor y 71 en contra). Al día siguiente, la Cámara convocó a otra votación sobre la medida propuesta por el Comité de los Treinta y tres. Esta vez alcanzó la mayoría de dos tercios, 133 a 65. Dos quintas partes de los republicanos de la Cámara apoyaron esta medida, junto con Seward y Lincoln.

    Algunos celebraron esta enmienda como un "presagio de paz". Otros se opusieron a su despido ya que el Congreso no tenía ningún derecho legal a interferir con la esclavitud de todos modos. El republicano Owen Lovejoy de Illinois preguntó: "¿Esa (enmienda) incluye la poligamia, la otra reliquia gemela de la barbarie?" El demócrata John S. Phelps de Missouri respondió sarcásticamente: "¿El caballero desea saber si se le prohibirá cometer ese crimen?" La enmienda fue al Senado para su consideración.

    También el día 28, un comité especial del Senado emitió un informe respaldado por tres de sus cinco miembros instando a la aprobación del plan de compromiso de Crittenden modificado por los delegados a la Conferencia de Paz. Los dos oponentes, ambos republicanos, emitieron un informe minoritario en el que recomendaban que no se tomaran medidas sobre el plan de compromiso hasta que se pudiera reunir una convención nacional. Los esfuerzos para resolver la disputa seccional continuaron en marzo, pero las probabilidades de que se resolviera de una manera para preservar la Unión no eran buenas.


    Ver el vídeo: Mensaje de la Sen. Mónica Fernández, nueva presidenta del Senado de la República


Comentarios:

  1. Gedaliah

    Yo, lo siento, pero eso ciertamente no me conviene en absoluto. ¿Quién más puede respirar?

  2. Zoloran

    ¿Y cómo es necesario actuar en este caso?

  3. Kek

    Admites el error. Nosotros lo consideraremos.

  4. Torrans

    es la pieza entretenida

  5. Meztitilar

    Te recomiendo que busques en google.com

  6. Rayyan

    Estoy de acuerdo, es una gran opinión.

  7. Cath

    Hay otros inconvenientes



Escribe un mensaje